¡¡NOVEDAD NUEVA PUBLICACIÓN!!

«¡Algo misterioso está sucediendo en mi vecindario! No es normal que tanto sábados como domingos mis amigos, incluido mi hermano Eneco, duerman y duerman hasta más de las once de la mañana».

Sus principales sospechas recaen sobre Florinda, una anciana a la que ha observado en más de una ocasión visitando a unos y otros vecinos. Su intuición le dice que es ella la que da el cambiazo y sustituye el azúcar de todo el mundo por un edulcorante que provoca dicho adormecimiento.

Leer más clic aquí